was successfully added to your cart.

Carrito

Este pequeño corregimiento del Chocó cuenta con una larga y deliciosa tradición culinaria a la que dos fundaciones, trabajando con la comunidad, le apuestan a través de un novedoso proyecto

Hay que mirar el mapa más de una vez para ubicar a Coquí. No basta con buscar entre las poblaciones de Chocó. Hay que ir más allá, y una vez se encuentra a Nuquí, bajar la mirada un poco más. Ahí se encontrará un puntico que marca a este corregimiento de 120 personas que, a pesar de su tamaño, tiene mucho para contar y, sobre todo, para ofrecer.

En la región y sus alrededores, Coquí es famoso desde hace varios años por la calidad y buena sazón que sus cocineras les imprimen a sus platos tradicionales. No se trata de personas estudiadas ni instruidas en academias de cocina, sino de las mismas mujeres de la comunidad, que han recibido las recetas de sus madres y abuelas, y que con lo que les da la tierra y el mar, preparan platos que sorprenden a los más exigentes paladares.

Estas preparaciones son legendarias, y han llamado la atención de turistas desde hace años, al punto que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo patrocina el festival de Gastronomía Siembra Negro, donde cada año las mujeres de Coquí presentan sus mejores platos. Este año, llegaron al festival más de 700 personas.

Esa buena sazón, y un interés genuino por proteger y estimular estas tradiciones, llevaron a las fundaciones Funleo y Chocó Emprende a unirse para crear Zotea Experiencia Culinaria, “un centro integral de gastronomía que busca reunir los saberes alrededor de la culinaria y de la cocina local. Queremos que sea un lugar de intercambio de conocimientos, donde se pueda ver la gastronomía desde el punto de vista holístico. Buscamos, además, generar oportunidades para una región que es absolutamente diversa en cuanto a cultura, naturaleza y patrimonio”, explica Laura Hernández Espinosa, directora de Funleo, fundación creada por su madre, la famosa chef Leonor Espinosa, quien desde hace varios años acompaña a las mujeres de la comunidad para darles más herramientas a la hora de cocinar.

Junto a Marina y Laura, el empresario Woods Staton y la chef Leonor Espinosa también han apoyado desde el principio a Zotea. Ambos visitan con frecuencia Coquí y están en contacto con la comunidad

Otra de las gestoras del proyecto es Marina Mackinlay, directora de la Fundación Chocó Emprende: “Para mí, Zotea en este momento es un sueño hecho realidad, es el animarse a creer que se puede, y que el trabajo conjunto logra concretar sueños”, afirma.

Leer artículo completo

Leave a Reply